Un tablero DM es un aglomerado elaborado con fibras de madera (que previamente se han desfibrado y eliminado la lignina que poseían) aglutinadas con resinas sintéticas mediante fuerte presión y calor, en seco, hasta alcanzar una densidad media. Recomendable para construir todo tipo de muebles en los que el peso no suponga ningún problema. Son una base óptima para lacar. Excelente como tapas de mesas y bancos de trabajo. No es apto para el exterior y no admite el contacto directo con el agua.

Un tablero de fibra es un aglomerado elaborado a partir de fibras de madera, y encolado con resinas sintéticas mediante fuerte presión y calor. Este proceso se lleva a cabo en seco, hasta alcanzar una densidad establecida. De allí que se le conozca como tablero DM. Previamente, las fibras de madera a utilizar, deben ser desfibradas y debe eliminarse la lignina que poseen naturalmente.

La fabricación de este tipo de tableros, a nivel industrial, data de 1930, pero ya en 1858 Lyman patentó en Estados Unidos, una “tecnología húmeda” para la elaboración de estos tableros. En 1931, en Europa, se incorpora el calentamiento de las astillas de madera con vapor. Y en 1958, en Galicia, se pone en marcha Tafisa,  primera empresa dedicada a la fabricación de tableros de fibra.

El contenido de madera de los tableros de fibra ronda el 85%, generalmente proveniente de residuos de cortes de maderas macizas, lo cual repercute en el bajo coste de esta, en relación a la madera. Por otra parte, presenta una superficie sin vetas ni nudos, lo cual facilita realizar los cortes para trabajarlo.

Es muy recomendable para construir todo tipo de muebles en los que el peso no suponga ningún problema. Son una base óptima para lacar. Excelente como tapas de mesas y bancos de trabajo. No es apto para el exterior y no admite el contacto directo con el agua, a menos que haya sido tratado para ser un material hidrófugo.

La superficie lisa de este tablero, debida a que las partículas de madera utilizada son de muy escasos milímetros, es perfecta para la aplicación de pinturas. Cabe destacar, que el acabado queda mucho mejor si se utilizan pinturas a base de aceites, en lugar de agua.

Son muy utilizados para fabricar muebles y gabinetes de cocina, aunque para este fin, deben utilizarse tableros hidrófugos, en virtud de que en las cocinas hay uso constante de agua.

En Lobera disponemos de tableros de fibra común, fibra de colores y tableros hidrófugos de excelente calidad y a precios muy competitivos en el mercado de las maderas industriales.