El contrachapado, también conocido como multilaminado, es un tablero elaborado con finas chapas de maderas varias pegadas con las fibras transversalmente una sobre la otra con resinas sintéticas mediante fuerte presión y calor. Esta técnica mejora notablemente la estabilidad dimensional del tablero obtenido respecto de madera maciza. es un material muy resistente para la construcción de muebles. También se puede aplacar con caras decorativas de chapas ó laminados como formicas. No es apto para el exterior y no admite directamente el contacto con el agua.

El contrachapado o plywood, es un tablero elaborado con finas chapas de maderas varias, pegadas con las fibras colocadas transversalmente una sobre la otra, con resinas sintéticas mediante fuerte presión y calor. Técnica que mejora notablemente la estabilidad dimensional del tablero obtenido respecto de madera maciza.

Los adhesivos utilizados para la fabricación de estos tableros, dependen de la finalidad con que sea elaborado. Si está destinado solo a usos en interiores, se usan adhesivos de formol y urea; pero si será usado en exteriores se encolará con formaldehído fenólico.

En algunos casos, se adicionan algunos químicos a los tableros para hacerlos resistentes al ataque de hongos e insectos. Aunque generalmente, son las maderas originales las que reciben este tipo de tratamiento.

Las maderas más utilizadas para elaborar los contrachapados son el pino, el eucalipto, álamo y algunas especies frondosas del trópico. Se mezclan de manera que exista un balance para que el resultado sea un producto más resistente y con baja posibilidad de fisuras. Cada fabricante tiene su propio criterio al respecto.

La popularidad de este material ha sido tal, que en  Victoria and Albert Museum de Londres, se llevó a cabo una exposición que mostró los mejores usos que se le han dado al contrachapado, desde 1850 hasta la actualidad. Resultando sorprendente la creatividad de los arquitectos y diseñadores del mundo entero, al momento de utilizar este versátil material.

Sus aplicaciones comunes son muy diversas, principalmente en carpintería. Es un material muy resistente para la construcción de muebles. Se puede aplicar con caras decorativas de chapas, laminados tipo fórmica, papel encolado o simplemente pintura. También es frecuentemente utilizado para hacer cajones y armarios completos.

En el área de la construcción suele ser usado para entrevigado y diafragma de forjados, encofrados, tabiquería para divisiones interiores y cerramiento de muros. No es el material ideal para permanecer en la intemperie, ya que no admite el contacto directo con el agua por mucho tiempo.

También es usado para la fabricación de suelos que requieren suavidad, pero el uso de madera maciza resulta muy costoso. Tal es el caso de velódromos, gimnasios u otras instalaciones deportivas.

Para todos estos usos y muchos más. Lobera ofrece los mejores tableros de contrachapados.