El contrachapado, también conocido como multilaminado, es un tablero elaborado con finas chapas de maderas varias pegadas con las fibras transversalmente una sobre la otra con resinas sintéticas mediante fuerte presión y calor. Esta técnica mejora notablemente la estabilidad dimensional del tablero obtenido respecto de madera maciza. es un material muy resistente para la construcción de muebles. También se puede aplacar con caras decorativas de chapas ó laminados como formicas. No es apto para el exterior y no admite directamente el contacto con el agua.