Misma composición que el aglomerado normal pero recubierto al final con una chapa fina de madera natural, que puede estar incluso barnizada. Su utilización, principalmente, es para la fabricación de mobiliario (armarios, mesas, estanterías, etc. ) este tipo de tableros rechapados también se pueden fabricar con el alma de MDF, en vez de aglomerado. No es apto para el exterior y no admite el contacto directo con el agua.