La puerta metálica nos ofrece hoy en día la posibilidad de decorar a la vez que soluciona cerramientos de todo tipo.

Las puertas multiusos para garajes y trasteros (lacadas en blanco como standard) y las cortafuegos (todas con sus homologaciones), permiten dar solución a cualquier cerramiento desde hoteles, gimnasios o empresas a unos precios muy competitivos, con una calidad excepcional.

Se suministras lisas o con ranuras de ventilación.

Las puertas elaboradas en materiales metálicos, eran utilizadas hace algunos años casi exclusivamente para garajes y depósitos, lugares que así lo requerían por razones de seguridad y porque este material, de bajo mantenimiento, era considerado poco decorativo o elegante.

Al ser metálicas, este tipo de puerta son resistentes al agua, no se deforma, no es posible que se vea afectada por hongos ni insectos y tampoco se agrieta con el tiempo, como suele ocurrir con sus homólogas de madera. Por lo tanto, aunque son de mayor coste inicial, su bajo mantenimiento y durabilidad han derivado en que cada vez sean más utilizadas en todo tipo de edificaciones.

Actualmente, estas puertas siguen siendo instaladas en sótanos, garajes y trasteros, pero también está siendo colocadas en otras localizaciones de viviendas y locales de diversa índole.

En gimnasios, colegios y fábricas, estas puertas, especialmente diseñadas con aperturas para ventilación, son utilizadas para cerramiento de estanterías, cocinas y baños, debido básicamente a su resistencia al agua, en contrapartida de las puertas de madera.

En hoteles y empresas, la puerta metálica gana cada vez más espacios. Además de sus caraterísticas ya mencionadas, facilitan la colocación de sistemas de cerraduras de seguridad y tienen una muy larga vida útil.

En fábricas, cocinas de hoteles y restaurantes, las puertas de metal cortafuegos son idóneas, en virtud de la seguridad ante un eventual accidente con fuego involucrado.

Y en las últimas décadas, se ha venido incrementando el uso de la puerta metálica en viviendas. Primordialmente como puerta principal de entrada, no solo por motivos de resistencia y seguridad, sino porque se está considerando un elemento del elegante estilo industrial y vanguardista.

Como puerta de interior en viviendas, aunque en menor escala, también por razones de durabilidad y estilo decorativo.

En conclusión, la puerta metálica nos ofrece la posibilidad de decorar a la vez que soluciona cerramientos de todo tipo.

En Lobera ofrecemos puertas metálicas lisas o con ranuras de ventilación, con una calidad excepcional. Tanto las multiusos para garajes y trasteros (lacadas en blanco como standard) y las cortafuegos, todas con sus homologaciones. Venga a nuestro showroom y escoja las que mejor se adapten a sus necesidades.