Resistente como un diamante, así es el laminado de Formica.

Sus características especiales lo convierten en un material inalterable para todo tipo de aplicaciones interiores, edificaciones y formas arquitectónicas.

Con propiedades ignífugas e hidrófugas, soporta las inclemencias del tiempo y cambios de temperatura.

Es ecológico, reciclable y energéticamente eficiente.

Irresistible por sus infinitas aplicaciones.

Este producto ofrece soluciones verticales y horizontales; aplicaciones en el interior (empanelados, mobiliario, zonas humedas, puertas, laboratorios, encimeras, suelos técnicos, salas blancas, etc.) o en el exterior (fachadas ventiladas, antepechos de balcones, señalética, mobiliario urbano, parques infantiles, marquesinas, quioscos, etc.), piezas planas o moldeadas, diseñadas al gusto, creaciones personalizadas, perforables, curvables y gravables…

Formica laminate es todo lo que puedas imaginar, y lo encontrarás en Lobera.